Así es como Facebook Dating quiere vencer a Tinder: usando la información “آفلاین” que Facebook tiene sobre sus usuarios

Translating…

“La gente de verdad se conoce en la calle, en los bares”, o eso dicen algunos. Sin embargo, lo quenos cuentan los datoses quecerca del 40% de las parejas en la actualidadse conocen online, cifras mundiales que en ningún caso debemos extrapolar directamente a España, pero que ponen sobre la mesa la importancia de internet a la hora de conocer a ese “alguien especial”.

Con más de 100 millones de descargas en España, Tinder es una de las aplicaciones líderes en lo que a aplicaciones para ligar se refiere, un territorio en el queFacebook quiere tener algo más de protagonismo.Facebook Datinges una respuesta a Tinder que ya se encuentra activa en Estados Unidos y algunos países de Latinoamérica, y que aterrizará en Europa en algún momento de 2020. Tiene algunas diferencias fundamentales respecto a su principal competidor, por lo que procede comentarlas, así como hablar un poco sobre lo que ya ofrece en los países en los que está activo, y qué supone para este segmento de las apps de citas.

El factor “offline” de Facebook dating

Dating

La principal diferencia de Facebook Dating con Tinder es queen esta app no se trata de montar un perfil “vendemotos” para impresionar a alguien. Medios comoThe Atlantic, tras probar la app, interpretan que aquí hay impacto real en cómo tu vida personal, intereses y verdadera forma de ser (tu mundo “offline”), acaban afectando en cómo se configura tu perfil final.

Lo que hagas tanto dentro como fuera de Facebook Dating marcará la configuración de tu perfil, así como los posibles emparejamientos futuros

Dating choca respecto al resto de apps para ligar por este motivo, ya que rompe con el clásico método deperfil>like>matchque veíamos hasta la fecha. Lo que haga la persona que te gusta en su tiempo libre va a tener impacto, algo que, salvo vinculación con redes sociales (como Instagram) en las otras apps, no era posible hasta el momento.

La respuesta a Tinder que pretende ser más privada

Facebook Dating 2

Cuando entramos a Tindernos convertimos en parte de un catálogo público de personas que están buscando algo con alguien. Tu perfil está expuesto a ser visto por cualquier persona que utilice el servicio, algo que puede hacernos pensar dos veces si queremos entrar o no en él.Facebook apuesta por la privacidaddel usuario, en el sentido de queninguno de nuestros contactos tendrá por qué saber si estamos o no con un perfil activo en Dating.

Facebook ya sabe mucho de ti. Dónde vives, qué te gusta, qué no, a quiénstalkeascon más frecuencias y a quién, según sus algoritmos, no tocarías ni con un palo. Por ello, con Dating lo que harán esmostrarte perfiles relacionados con tus intereses, preferencias, pertenencia a grupos, eventos, etc. Dichos perfiles pueden encontrarse o no dentro de tu círculo de amigos y, para estos últimos, hay un dato interesante.

Con Facebook Dating es relativamente sencillo preservar nuestra privacidad si no queremos que un amigo sepa que lo estamos utilizando

¿Qué pasa si no queremos que nuestros amigos, aunque tengan una cuenta en Facebook Dating, no sepan que nosotros tenemos un perfil creado?Que no lo verán, a menos que nosotros lo consintamos. La única forma de que Facebook nos empareje con amigos es añadirlos a una lista de ‘Secret Crush’ (algo así como tu amor ideal secreto).

Una vez realizados los posibles emparejamientos el funcionamiento es simple. Si te gusta alguien,no hay más que darle al botón de ‘Me Gusta’. Toda esta información relativa a los ‘matches’ es totalmente privada, y no se compartirá con el resto de usuarios de Facebook. Lo que pasa en Facebook Dating, se queda en Facebook Dating.

Una forma distinta de conocer a tu posible pareja

Facebook Dating 3

El principal punto de Tinder es que debes decidir, en base a unas pocas fotografías y una biografía, si quieres tener el match o no con alguien. Facebook Dating promete acabar con ese estatismo de los perfiles, añadiendo la opción de compartir las historias de Instagram y Facebook. De esta forma,podremos ver qué han hecho nuestros emparejamientos, y “conocer” algo mejor sus estilos de vida.

Del mismo modo, aparte de las historias,podremos compartir el contenido de nuestro feed de Instagram en Dating, algo que nos ayudará a crear un perfil bastante más completo, y que fomenta que surjan temas de conversación.

La opción de Secret Crush os ahorra a tu amig@ y a ti el mal rato de enviar un mensaje directo sin saber si habrá o no feedback

Respecto a la anteriormente citada opción del Secret Crush (el asunto de permitir a Facebook que nos empareje con amigos), tiene integración tanto con Facebook como con Instagram (esta última, en experiencia de servidor, con el uso correcto, llega a ser incluso más efectiva que Tinder, por lo que es interesante que se integre en Dating). ¿Cómo se conocerá aquí la gente?Con una propuesta diferente.

Si añadimos a alguien a la lista de Secret Crush, y posteriormente ella también nos añade,habrá un match. Tras este, ya podremos empezar a chatear. En este caso, básicamente, los usuarios se ahorran la pequeña barrera psicológica de enviar un mensaje directo a su amigo/a de Facebook o Instagram que nunca podría ser contestado.

La presencia del “factor Facebook” y las dudas que plantea Dating

Facebook

Como buena herramienta de Facebook, los elementos que susciten dudas o debate no podían no hacer acto de presencia. Uno de los que más llama la atención es la posibilidad decompartir en tiempo real la ubicación de la persona con la que has quedado. En manos del usuario queda si activarla o no, por lo menos, aunque puede resultar, en nuestra opinión, algo extraño el controlar en todo momento en qué punto exacto está la persona que ha quedado contigo.

Otro de los elementos que conforman las dudas sobre Dating relacionadas con el factor Facebookes el tipo de perfil que utiliza estos servicios.Los datos(USA) están bastante distribuidos, y es que un 35% de los usuarios que utilizan aplicaciones para ligar tienen entre 18 y 24 años, un 25% entre 25 y 34, y un 20% entre 35 y 44 años. En otros términos, casi un tercio de los jóvenes utiliza este tipo de apps,pero precisamente los jóvenes se están marchando de Facebookporque, literalmente, “no les aporta nada” o porque “es para gente más mayor”.

Si bien apuntamos a que la integración con Instagram de cara a un público joven está bien pensada, no debemos perder el foco en quepara usar Facebook Dating tenemos que tener una cuenta de Facebook activa, ya que no es una aplicación independiente. Por otro lado, como leemos enThe Atlantic, para tener buenas recomendaciones en Dating debemos tener “un buen perfil de Facebook” (si estás incluido en grupos interesantes y tu perfil es activo en varios mundillos, tienes más posibilidad de conocer gente), lo que deja fuera de la ecuación a usuarios menos activos.

Por último, para despejar las dudas sobre la monetización de Dating, aclarar quesegún Facebook ni hay anuncios ni se les espera, por lo que no encontraremos cuotas premium como en el resto de aplicaciones de citas. Por el momento,no hemos podido probar el servicio, ni tan siquiera mediante VPN, por lo que saldremos de dudas cuando llegue a España el año que viene. Así, Facebook Dating se plantea como una alternativa sólida a Tinder y el resto de aplicaciones que se están utilizando en nuestro país para este propósito, a la espera de ver su aceptación e implementación final.

 

Read More